El Ikigai en los negocios: el secreto mejor guardado de las marcas exitosas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Accede gratis a mi librería de recurso

Puedes leer aquí mi Política de Privacidad. Te informo que los datos enviados quedaran incorporados en un fichero del que es responsable Karla Caloca. Esta comunicación se utilizará exclusivamente para tratar tus datos para atender tu solicitud, siempre de acuerdo al Reglamento (UE) 2016/679 (RGPD) sobre protección de datos. Tus datos no se comunicarán a terceros, excepto por obligación legal, y se mantendrán mientras no solicite su cancelación. En cualquier momento usted puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, portabilidad y oposición, o si procede, a la limitación y/o cancelación del tratamiento, comunicándolo por escrito, indicando sus datos personales a hello@karlacaloca.com

¿Sabías que los japoneses creen que todos los seres humanos tenemos un propósito interno por el cual levantarnos de la cama todas las mañanas? A ese propósito interno le llaman Ikigai, un término que se podría traducir al español como “el propósito de la vida”; esa razón interna que, alineada con el mundo en que vivimos, nos acerca un poco más al verdadero sentido de la vida. A la felicidad.

Pero cuando hablamos del Ikigai no sólo podemos aplicarlo a la vida cotidiana, sino también a los negocios. Veamos.

El Ikigai en los negocios

El Ikigai en los negocios

No es un secreto que en el mundo en el que vivimos muchas personas terminan trabajando en cosas que no quieren solo por necesidad o porque se acostumbran a la rutina, pero sólo unos pocos se atreven a ir tras eso que les hace latir verdaderamente el corazón y vivir de lo que les apasiona.

Dicen que cuando emprendemos tenemos que tener una razón más grande que el dinero que esperamos ganar para no desmotivarnos y dejar nuestro proyecto a medias, sobre todo en esos días en que no estamos seguros de continuar; y esa razón es el PORQUÉ, el propósito detrás de nuestra marca.

¿Por qué existes?

Los japoneses dicen que todos tenemos un ikigai, pero descubrir cuál es no es tan fácil como pensaríamos. Para entenderlo tenemos que analizar 4 factores claves.

1. Lo que nos gusta hacer:  nos referimos a aquellas cosas que disfrutamos hacer y que nos dan vida.  Aquí entrarían nuestros hobbies o pasatiempos.

2. Lo que somos buenos haciendo: nuestros talentos y habilidades innatas. Los dones que nos hacen sobresalir y que se convierten en nuestra fortaleza.

3. Por lo que nos pueden pagar: aquí nos referimos a ese talento o fortaleza que tenemos por la que nos pueden pagar y podemos competir en el mercado.

4. Lo que el mundo necesita: nos referimos a nuestro propósito de marca. Al valor que le damos a nuestra comunidad.

El Ikigai en los negocios el secreto mejor guardado de las marcas exitosas

¿Fácil? No… ¿Imposible? Tampoco.

Sólo cuando unimos estas 4 fases podemos llegar a vivir nuestro Ikigai a plenitud y gozar de un negocio exitoso.

Para que lo entiendas mejor, te pongo mi ejemplo:

Lo que me gusta hacer: diseñar, tomar fotografías, organizar todo por colores, pintar.

Lo que soy buena haciendo: diseñando y trabajando en la imagen online de las marcas.

Por lo que me pueden pagar: diseño web, diseño de identidad corporativa, asesorías.

Lo que el mundo necesita: ayudo a mujeres de todo el mundo a consolidar la presencia online de sus marcas y vivir de sus sueños.

¿Ves? Más que enfocarme únicamente en lo que hago (el diseño), la misión de mi marca está arraigada al porqué: ayudar a mujeres a cumplir sus sueños a través de sus proyectos, y eso, personalmente, es lo que hace que me levante de la cama con una sonrisa.

¿Qué tienes que tener en cuenta para encontrar tu Ikigai en los negocios?

  • Asegúrate de que realmente te guste y disfrutes trabajar en el tema de tu idea de negocio.
  • Que tengas todas las habilidades para hacer un buen trabajo, que sea rentable y haya una necesidad real y vigente en el mercado.
  • Y lo más importante, que tu empresa le agregue un valor real a tu comunidad.

En otras palabras, que tu negocio esté alineado con el mercado y con tu corazón. Pero recuerda, para que ese propósito de vida pueda convertirse realmente en una empresa tiene que ser:

  • Necesario: que haya una necesidad en el mercado.
  • Rentable: que puedas monetizar tu idea de negocio y vivir de ello.
  • Divertido: que disfrutes trabajando en eso.

Espero haberte ayudado a aclarar cómo encontrar cuál es tu Ikigai en los negocios. Recuerda, que si necesitas ayuda extra siempre podemos tomarnos una café en online y hablar de ello.

Tu turno, ¿Ya encontraste tu Ikigai o todavía estás trabajando en algo que no te apasiona? Te leo en los comentarios.

librería de recursos gratuitos

Accede a gratis a mí librería de recursos

En ella encontraras varias descargables que he preparado para ayudarte en tu camino online, además de un cupón especial para tu primera compra en mi tienda online

Puedes leer aquí mi Política de Privacidad. Te informo que los datos enviados quedaran incorporados en un fichero del que es responsable Karla Caloca. Esta comunicación se utilizará exclusivamente para tratar tus datos para atender tu solicitud, siempre de acuerdo al Reglamento (UE) 2016/679 (RGPD) sobre protección de datos. Tus datos no se comunicarán a terceros, excepto por obligación legal, y se mantendrán mientras no solicite su cancelación. En cualquier momento usted puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, portabilidad y oposición, o si procede, a la limitación y/o cancelación del tratamiento, comunicándolo por escrito, indicando sus datos personales a hello@karlacaloca.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *